December 6, 2017

November 29, 2017

November 22, 2017

November 20, 2017

Please reload

Entradas recientes

Entrega de premios del Concurso de Arte Urbano Madrid 2017

December 14, 2017

1/10
Please reload

Entradas destacadas

NOCHE DE TABLAOS

October 27, 2016

 

 

 

 

 

Deja que el duende inunde tu espíritu y te lleve a sentir el cante jondo, el baile más puro, las alegrías y las soleas en primera persona. Madrid es capital del flamenco y sus tablaos punto de encuentro de reconocidos artistas. Además, en algunos de ellos tienes la opción de cenar mientras disfrutas de este magnífico arte. 

 

 

 

 

 

 

En la calle Echegaray se encuentra Cardamomo, un tablao recomendado por el New York Times que supone uno de los lugares de encuentro obligado para artistas como Joaquín Cortés, Enrique Morente, Estrella Morente o Antonio Carmona, por citar algunos de los muchos que han pisado sus tablas. En este templo del flamenco además de deleitarnos con su programación diaria podremos probar su cocina tradicional española a través de sus cenas y tapas.  

En Casa Patas cuentan con una taberna restaurante y un tablao flamenco combinando así dos grandes pasiones: la de la gastronomía española y el flamenco. Este último se disfruta en una sala independiente, a modo de pequeño teatro, favoreciendo el disfrute atento y respetuoso hacia el artista. Su programación varía cada semana por lo que sus espectáculos ofrecen siempre frescura y gran variedad de artistas sobre las tablas. 

Inspirado por el original Café de Chinitas de Málaga, en 1970 abrió sus puertas el madrileño Café de Chinitas. A caballo entre la Plaza de España y Santo Domingo, este local de 250 metros ofrece cada noche cuadros flamencos en dos pases para que los asistentes se deleiten con el duende único de reconocidos artistas que se dejan la piel sobre el escenario. Además, cuentan con una exquisita oferta gastronómica en la que despuntan el arroz con bogavante o el arroz con verduras.

Además de ser una de las discotecas más concurridas del centro de Madrid, Torero también es una sala entregada al flamenco. Cuando llega la noche es el momento de su espectáculo, un momento único que transporta al espectador a las raíces del flamenco, cuando éste cobraba vida en la intimidad y ante un grupo escogido de personas. Las paredes de ladrido abovedadas de la sala Torero recrean a la perfección ese ambiente y aportan la mejor sonoridad.